Pride-In the name of love

22 Ene

                Hace varios días os pedía una tarea extra. Se avecina el 30 de enero, el Día Escolar de la Paz y la No Violencia. La fecha en que se conmemora el asesinato de Mahatma Gandhi. Con ese motivo os pedía un power point por equipos dedicado a glosar la biografía, la personalidad o la trayectoria vital de un personaje ligado al pacifismo. No puedo exigir algo así si previamente yo no doy ejemplo. Así que, he seleccionado mi personaje, mi tema y aquí va ahora. Eso sí, no tiene la forma de un power point, sino algo muy diferente.

Pride –In the name of love es el nombre de una canción de U2 (estos sí que están entre mis favoritos), del álbum The unforgettable fire . Irlandeses, comprometidos (unos más que otros) y muy grandilocuentes las más de las veces. Esta canción alude a un personaje muerto hace  casi 41 años y, sin embargo, un personaje que, estos días, está muy presente. Esta canción habla de un hombre asesinado una mañana en Memphis el 4 de abril de 1968, un hombre que perdió su vida pero no su orgullo.

Esa mañana un disparo cruzó el cielo de esta ciudad del estado de Tennesse y mató al Reverendo Martin Luther King. Este hombre, doctor en Filosofía a los 26 años, ministro de la Iglesia Baptista, había ganado el Premio Nobel de la Paz en octubre de 1964. King fue un verdadero revulsivo en los Estados Unidos de finales de los cincuenta y de buena parte de los años sesenta del siglo XX. Fue un defensor de las filosofías de la no violencia y de la desobediencia civil (justo en la misma línea de Gandhi).

La No Violencia y la Desobediencia Civil

En la Carta de la prisión de Birmingham escrita el 16 de abril de 1963, Martin Luther King decía que sin acciones directas y fuertes como la que él lideraba, los derechos civiles no se conseguirían nunca. Escribió también que esperar ha significado casi siempre nunca y afirmaba que la desobediencia civil no está solamente justificada frente a una ley injusta, sino también que “cada uno tiene la responsabilidad moral de desobedecer las leyes injustas”.

Hasta el final de su vida, Martin Luther King se opuso a la radicalización y a la violencia preconizada por el Black Power y subraya que “los motines no arreglan nada” y consideraba este medio como ineficaz:

“Si decimos que el poder es la capacidad de cambiar las cosas o la capacidad de conseguir sus objetivos, entonces no es poder involucrarse en una acto que no los consigue: esto sea cual sea el ruido que hagáis y el número de cosas que queméis”.

 Para él, una guerrilla como la del Che Guevara era una “ilusión romántica”. King prefiere la disciplina de la desobediencia civil que define no solamente como un derecho sino también como un homenaje a una energía democrática no explotada. Remarca la similitud de su lucha con la de Jesús:

“La opinión pública le daba la espalda. Decían que era un agitador. Utilizaba la desobediencia civil. Rechazaba los mandatos de la ley”.

Para King, la no violencia no es solo justa sino indispensable, porque por muy justa que sea la causa de origen, la violencia significa el error y el ciclo de venganza de la Ley del Talión y él defendía la ética de la reciprocidad:

“La última debilidad de la violencia es que es una espiral descendente, engendrando lo mismo que busca destruir. En lugar de debilitar el mal, lo multiplica. Utilizando la violencia, vosotros podéis matar al mentiroso, pero no podréis matar la mentira, ni restablecer la verdad. Utilizando la violencia, podéis asesinar al rencoroso, pero no podréis matar el odio. De hecho, la violencia hace simplemente crecer el odio. Y esto continúa. Devolver el odio por el odio multiplicado al odio, añadiendo una oscuridad todavía más profunda que una noche sin estrellas. La oscuridad no puede esconder la oscuridad: sola la luz puede hacer esto. El odio no puede esconder el odio: solo el amor puede hacer esto…”

 Después de varios intentos frustrados  King encabezó una marcha sobre Washington DC el 28 de agosto de 1963. Al concluir esa marcha, con el monumento a Abraham Lincoln a sus espaldas y con cientos de miles de personas esperando oír sus palabras, Martin Luther King pronunció unos de los discursos más repetidos y recordados de la historia, no sólo de la de los EE.UU. sino de toda la Historia Contemporánea. Aquí incluyo un video de este memorable momento.

Por último no podía cerrar este post con una breve explicación y una propina. La breve explicación es para recordaros que para muchos en EE.UU. Obama representa la superación de las ansias de igualdad de King; al fin se habría superado el racismo en los EE.UU. La propina no es otra que la letra de la canción de U2 y el correspondiente vídeo.

 

 

Pride – In the name of love

 

One man come in the name of love
One man come and go
One come he to justify

One man to overthrow

In the name of love
What more in the name of love
In the name of love
What more in the name of love

One man caught on a barbed wire fence
One man he resist
One man washed on an empty beach.
One man betrayed with a kiss

In the name of love
What more in the name of love
In the name of love
What more in the name of love

(nobody like you…)

Early morning, April 4
Shot rings out in the Memphis sky
Free at last, they took your life
They could not take your pride

In the name of love
What more in the name of love
In the name of love
What more in the name of love
In the name of love
What more in the name of love…

 

 

 

 

 

Que os gusten. Espero vuestros power points

  

4 comentarios to “Pride-In the name of love”

  1. El pesao de los comentarios 22/01/2009 a 10:30 pm #

    ¿se sabe quien lo mató?¿pudo ser el FBI?

    Le pongo una foto, de la hermana de luther king. Christine King Farris, llorando de emoción cuando fue elegido Obama.

  2. diegobarnes 22/01/2009 a 11:31 pm #

    Hubo un autoinculpado, pero como siempre, la conspiración asoma por todas partes. Y, sin embargo, debemos aplicar la “navaja de Ockham” la explicación más sencilla es la plausible… Al menos mientras no se pueda demostrar lo contrario

  3. Maria 21/01/2012 a 12:38 am #

    Gracias por esta publicacion, muy buena..!

Trackbacks/Pingbacks

  1. U2 y las brechas generacionales « Dos Centurias – Historia del Mundo Contemporáneo - 26/09/2009

    […] Recuerdo: Pride, in the name of love […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: