“Kein Horror, keine vordergründige Gewalt, keine kurzfristigen Trends”

5 Feb

Hans Beck (a la izquierda)

Hans Beck (a la izquierda)

Así, en alemán, y sin anestesia es lo que en castellano diríamos: “Ningún horror, ninguna violencia innecesaria, ninguna moda pasajera”. Este era el lema vital de Hans Beck, un desconocido para al mayoría de los mortales y, sin embargo, todos nosotros en algún momento de nuestras vidas nos hemos relacionado con él. De su imaginación salieron piratas, obreros de la construcción, caballeros medievales, policías… Y no era escritor. Hans Beck era (es, porque su obra queda para siempre) el creador de los clicks de Playmobil (o de Famobil, como empezaron a comercializarse en España allá por 1974-75).

El pasado fin de semana, justo cuando se supo la muerte de Hans Beck, el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung informaba sobre el asalto a China de la juguetera Geobra Brandstätter. El enorme mercado asiático es todavía reacio a las figuras de Playmobil, que en 35 años han conquistado los cuartos infantiles en 70 países; 2.200 millones de muñecos plásticos de Playmobil han salido de las fábricas de Geobra. Su inventor, el carpintero Hans Beck, murió el pasado 30 de enero en su residencia junto al lago Constanza a los 79 años.

Durante los 35 años de historia de Playmobil, el diseño básico de las figuras apenas sufrió más alteraciones que las manos móviles y la introducción de figuras femeninas en 1976, de niños (5,5 centímetros) y de bebés en 1981. Sin embargo, Beck añadió a las originales diversas series, empezando por la de los piratas en 1978. El gran barco pirata de Playmobil, con cañones, tesoro y tripulación mixta de blancos y negros, era el juguete favorito de Beck entre los que él desarrolló.

El juguetero se negó a incluir innovaciones técnicas en sus productos. Ni ordenadores, ni robots, ni sonidos de sirenas o motores. Tampoco dinosaurios, puesto que la figura humana es el tema principal de Playmobil y “cuando vivían los dinosaurios no había humanos”. Bueno así ha sido hasta 2008, cualquiera puede constatarlo yendo a una juguetería (vale El Corte Inglés) y comprobando que la novedad de ese año para Playmobil fueron los dinosaurios. La empresa, siguiendo los principios de Beck, ha huido de vincular sus juguetes en películas o novelas infantiles, en consonancia con el lema que, en alemán la lengua de Beck, citaba como título de este post. En 2008, se vendieron clicks por valor de 452 millones de euros y  casi 3.000 personas estaban empleadas en su producción.

Los que éramos niños a mediados de los 70 nos quedamos alucinados con este nuevo juguete. Recuerdo el primero que vi en mi vida: era un soldado de la baja edad media con su coraza plateada, su casco y la alabarda. Desde ese momento empezaron a llegar a mi casa; a mis hermanos y a mí nos sirvieron para jugar como lo haría cualquier niño, más bien a lo bestia. Sin embargo, vistos hoy en perspectiva, son ideales para construir dioramas históricos, geniales para el juego simbólico. No en vano el eje fundamental de este juguete era la figura humana en todas sus actividades, momentos históricos, culturas y razas…

Bueno Raúl, te debía este post. Espero que tu colección siga en aumento (con Beck o sin él).

2 comentarios to ““Kein Horror, keine vordergründige Gewalt, keine kurzfristigen Trends””

  1. El pesao de los comentarios 06/02/2009 a 7:21 pm #

    Yo tuve el Zoo de los playmobils que bien lo pasé con ellos.

  2. Dani Franky 08/02/2009 a 1:09 am #

    yo voy cada año aumentando mi coleción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: