Pink Floyd en la batalla de Anzio

7 Feb

Partamos de una premisa: el título de este post es una falacia, vamos que es una mentira mentirosa. Los Pink Floyd jamas estuvieron en esa batalla y, sin embargo, el efecto de la misma puede sentirse en su obra… al menos en la de uno de sus componentes, Roger Waters. En dicha operación militar falleció el padre de Waters, Eric Fletcher Waters, segundo teniente de la Compañía C del 8º Batallón del Regimiento de Fusileros Reales de la Ciudad de Londres. Esa muerte en combate tuvo lugar el 18 de febrero de 1944.

Cuando esto ocurrió Roger Waters sólo tenía cinco meses de edad; lo verdaderamente llamativo de la muerte de Fletcher Waters reside en su conciencia y militancia política. Previamente a la guerra se declaró abiertamente pacifista desde una perspectiva cristiana, fue declarado exento del servico militar al ser considerado objetor de conciencia; sirvió como conductor de ambulancias en Cambridge. Poco a poco fue oscilando hacia posturas más izquierdistas incluso hasta la militancia en el Partido Comunista Británico. Se volvió más antifascista y reconsideró su postura hasta el extremo de abandonar el pacifismo y luchar contra los nazis con las armas en la mano, para lo cual se alistó, y, como dije antes, falleció en combate, sin que fuese jamás encontrado su cadaver.

La de Anzio fue una de las batallas más duras del Frente del Mediterráneo o de la campaña de Italia durante la II Guerra Mundial. Tuvo lugar entre el 22 de enero y el 24 de mayo de 1944 y formaba parte del empeño aliado por alcanzar Roma lo más rapidamente posible. Tuvo lugar en paralelo a la batalla de Montecassino, donde murieron más de 54.000 soldados aliados y en torno a unos 20.000 soldados alemanes.

Todo esto viene a cuento de una de las canciones del album The final cut, del año1983; una de las obras más personales de Waters, lleno de contenidos antibelicistas, con letras abiertamente dirigidas contra la Guerra de las Malvinas. En dicho disco se incluye una canción empleada ya en el film The wall, When the Tigers broke free, en la que se hace una narración de la muerte del segundo teniente Fletcher Waters, cuando el alto mando británico se negó a que Fletcher y sus compañeros se rindiesen a un grupo de tanques Tigre alemanes.

When the Tigers broke free

  It was just before dawn
One miserable morning in black ‘forty four.
When the forward commander
Was told to sit tight
When he asked that his men be withdrawn.
And the Generals gave thanks
As the other ranks held back
The enemy tanks for a while.
And the Anzio bridgehead
Was held for the price
Of a few hundred ordinary lives.

And kind old King George
Sent Mother a note
When he heard that father was gone.
It was, I recall,
In the form of a scroll,
With gold leaf and all.
And I found it one day
In a drawer of old photographs, hidden away.
And my eyes still grow damp to remember
His Majesty signed
With his own rubber stamp.

It was dark all around.
There was frost in the ground
When the tigers broke free.
And no one survived
From the Royal Fusiliers Company C.
They were all left behind,
Most of them dead,
The rest of them dying.
And that’s how the High Command
Took my daddy from me.

Aquí el vídeo, para no perder la costumbre

Pd.: Al concluir este post he visto que a mi madre le sucedió algo parecido; su padre falleció en combate durante la Guerra Civil española en 1937, sin que hasta la fecha hallamos encontrado sus restos; en aquel entonces mi madre sólo tenía dos meses de edad, como Roger Waters mi madre jamás pudo conocer a su padre… Ni tampoco yo a mi abuelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: