¿Podemos llegar a ser torturadores?

29 Abr

En condiciones normales la respuesta más clara y evidente es un No rotundo, pero ¿y si las circunstancias dejan de ser normales? Una guerra, por ejemplo, puede alterar por completo la normalidad de nuestras vidas, ¿podríamos, pues, convertirnos en unos monstruos atroces y ser entonces torturadores como Mengele, Alfredo Astiz o Aribert Heim?

¿Nadie recuerda ya Abu Ghraib?

¿Nadie recuerda ya Abu Ghraib?

Yo no tengo la respuesta y, sinceramente, me da miedo sólo pensarlo, pero os aconsejo la lectura de este artículo de Prudencio García, publicado en el diario El País del 28/IV/2009. Ya se que siempre estoy muy pesado con que leáis esto o aquello otro, pero chicos creo que sólo siendo personas informadas podemos alejar esos monstruos que habitan dentro de nuestras personas:

Las leyes democráticas pueden ser imperfectas, pero nos protegen de esa gente ‘normal’ que en circunstancias excepcionales puede convertirse en monstruos. Como le ocurrió al doctor Josef Mengele”

Incógnitos torturadores futuros (artículo completo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: