Un triunfo poco limpio II: “Wilhelm Gustloff”

17 May

Continuamos con la serie iniciada a raíz del tema dedicado a la II Guerra Mundial. Por cierto, lo de “Triunfo poco limpio” no es mío, es de uno de mis historiadores favoritos, Niall Ferguson, del que ya me habéis oido hablar bastante en clase.

En esta ocasión nos ocuparemos de la mayor catástrofe marítima de todos los tiempos. No, no se trata del Titanic. También era una buque de pasajeros, pero se trataba de un buque alemán: el “Wilhelm Gustloff”

El Wilhelm Gustloff, en 1939

El Wilhelm Gustloff, en 1939

El Wilhelm Gustloff, hoy día

El Wilhelm Gustloff, hoy día

 

 

 

 

 

El Wilhelm Gustloff fue un trasatlántico de línea construido en 1937 y asignado a la organización “Kraft durch Freude” (KdF) o “Fuerza de la Alegría un sub grupo del Deutsche Arbeitsfront (DAF) o Frente del Trabajo. El DAF era un organismo encargado de organizar la fuerza laboral alemana en pro del partido nacionalsocialista y el KdF se encargaba de organizar actividades culturales y recreacionales para los trabajadores y eso incluía cruceros de turismo a diversas partes de Alemania y de otros países.

En 1939, este buque participó en la repatriación de los militares de la Legión Cóndor, el grupo de voluntarios de la Luftwaffe (Wehrmacht) que combatió en la Guerra Civil española del lado de los nacionalistas.

La Legión Cóndor desfilando por las calles de Vigo

La Legión Cóndor desfilando por las calles de Vigo

Durante la II Guerra Mundial este buque se empleó como buque hospital en diferentes misiones:Noruega o como base flotante para las tripulaciones de los submarinos (U-Booten) de la Kriegsmarine. En enero de 1945 este buque fue enviado a evacuar al personal que se hallaba en el puerto de Gotenhafen, en el Báltico. En ese puerto se agolpaban decenas de miles de refugiados. En el Gustloff embarcaron hasta 10.000 personas entre civiles y militares. La noche del 30 de enero de 1945, este buque atestado de personas, fue alcanzado por tres torpedos lanzados por el submarino soviético S-13.
Este suceso ha sido obviado prácticamente en toda la historiografía sobre la II Guerra Mundial y sólo muy recientemente algunos escritores, como Günter Grass (A paso de cangrejo, 2002), han recuperado su memoria.
Vídeo sobre la botadura del Wilhelm Gustloff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: