Pasado presente

12 Nov

En todos los aniversarios, en todos los cumpleaños, cuando la euforia está más desatada, siempre surge un elemento que nos hace recobrar la cordura y nos recuerda, como aquel esclavo al César, que somos mortales. En este caso el “aguafiestas” viene a recodarnos que, la Guerra Fría no ha cerrado todas sus heridas.

La principal de estas heridas y un muro, al fin y al cabo, discurre por el paralelo 38º N, entre Corea del Sur y Corea del Norte, el “Telón de acero” de Asia.

781px-Crossing_the_38th_parallel

Cruzando el Paralelo 38º N

Esa línea nos recuerda que esta guerra se cerró en falso y que la situación entre ambas naciones no difiere en gran medida de la existente entre las dos Alemanias antes del 9 de Noviembre de 1989.

paralelo 38

La frontera de la discordia

A un lado de la línea tenemos una economía no ya emergente, sino una de las prncipales economías del mundo, una nación con unos elevadas inversiones en Educación y en Investigación y Desarrollo. Corea del Sur ocupa el puesto nº 25 en el Índice de Desarrollo Humano (España es el nº 15), Corea del Norte ni siquiera es evaluada en dicho Índice (tampoco Ciudad del Vaticano, Afganistán o Andorra). No obstane, Corea del Norte se ha ido alehjando progresivamente (en sentido negativo) de las naciones desarrolladas y permanece anclada en el pasado, en el estalinismo (o el maoismo, si lo preferís) más anquilosado. Gobernada por mi personaje actual favorito (es un decir) Kim Jong Il, el amado líder.

Todo esto viene a cuento de una noticia leída en la prensa y que nos habla de un enfrentamiento (uno más ) entre buques de guerra de ambas Coreas,el día 10 de noviembre, en el Mar Amarillo:

Navíos de Corea del Norte y Corea del Sur han intercambiado hoy disparos, choque que concluyó con un barco norcoreano en llamas, según ha informado la Junta de Estado Mayor en Seúl. Los militares afirmaron que una patrullera del país vecino se internó más de un kilómetro en aguas que el Sur asegura forman parte de su territorio, en el mar Amarillo. El Norte ignoró las advertencias verbales y las señales de aviso y respondió con fuego intencionado, a lo que el Sur contraatacó con su artillería.

Durante dos minutos se produjo un intenso intercambio de disparos desde una distancia de tres kilómetros, que obligó al barco norcoreano a retroceder, envuelto en llamas. El navío surcoreano recibió 15 impactos de proyectiles, según los militares de este país, que dijeron que no hubo víctimas mortales de su lado. En la tripulación del Norte sí se informó de un marino muerto y otros tres heridos, según la cadena

Como podéis ver la herida aun supura. Los de mi generación crecimos viendo M.A.S.H. en la tele, la telecomedia norteamericana en la que un grupo de médicos militares se tomaban a broma la Guerra de Corea. Hoy día, 56 años después de ese armisticio, sólo me da la risa floja la imagen del Amado Líder. Lo demás, sinceramente, me entristece.

Desgraciadamente, aun quedan muros en pie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: