Nos vamos al cine: Invictus

1 Feb

Cartel de Invictus

Esta semana salimos del IES, esta semana vamos al cine. Veremos Invictus, la última película de Clint Eastwood, basada en el libro de John Carlin El factor humano. La película recoge uno de los momentos más delicados en la carrera polítca de Nelson Mandela y uno de los momentos más brillantes en la historia de la República de Sudáfrica. En 1994, Nelson Mandela, elegido democráticamente Presidente de Sudáfrica se enfrentaba a una situación bastante compleja: la situación del país es tensa, la democracia es frágil y hay una elevada posibilidad de terrorismo de extrema derecha. Un año después, llega la Copa del Mundo de rugby, que simboliza la división. El equipo de los Springboks (la selección nacional de Sudáfrica) viene a ser el símbolo del odio y de la opresión de los blancos a los negros. Mandela vió una oportunidad gloriosa de unificar al país. Creía que el deporte tiene la capacidad de mover el mundo de una manera que no es factible para la política… Y ya no cuento más, el resto a verlo en el cine.

Por cierto, el título hace alusión a uno de los poemas preferidos de Mandela, escrito por William Ernest Henley, en 1875:

Más allá de la noche que me cubre

negra como el abismo insondable,

doy gracias a los dioses que pudieran existir

por mi alma invicta.

En las azarosas garras de las circunstancias

nunca me he lamentado ni he pestañeado.

Sometido a los golpes del destino

mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.

Más allá de este lugar de cólera y lágrimas

donde yace el Horror de la Sombra,

la amenaza de los años

me encuentra, y me econtrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el portal,

cuán cargada de castigos la sentencia,

soy el amo de mi destino:

soy el capitán de mi alma.

Yo soy un modesto aficionado al rugby y recuerdo haber visto la mayor parte de los partidos pr TV, también recuerdo esa final muy nitidamente,  mis simpatías estaban con los All Blacks, la selección nacional de  Nueva Zelanda, en ese equipo jugaba uno de mis jugadores favoritos de todos  los tiempos: Jonah Lomu; sin embargo, el final me sobrecogió, fue algo extraordinario ver a Mandela entregar el trofeo de campeones a esos afrikaners que en una ocasión diferente hubiesen acabado con él.

Dejo aquí un vídeo con los mejores momentos de ese final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: