Viva la Vida… o no

3 Nov

Lo cierto es que desde un tiempo atrás le tengo algo de manía a esta canción, concretamente desde que San Pep Guardiola la usó para motivar a su equipo, era todo tan almibaradamente perfecto que de gustarme Coldplay pasaron a convertirse  para mi, en un grupo de lo más odioso, qué se le va a hacer, además de madridista soy un cínico irredento.

"Versión española" a cargo de Antonio de Felipe de la portada del disco de Coldplay

“Versión española” a cargo de Antonio de Felipe de la portada del disco de Coldplay (foto cutre hecha con mi móvil en la exposición POP2 de la Excma. Diputación de Cádiz)

Pero entonces va mi hijo y me pone algunas de las canciones con las que están trabajando en clase de música, y entre ellas está este Viva la Vida de Coldplay y entonces reparo en lo que dice la letra y ¡oh, sorpresa  la voz que entona la canción no es otra que la de Luis XVI a punto de ser afeitado a la altura de la nuez, vamos, decapitado. Bueno, he ahí la razón por la que,  desde ahora, figura Viva la Vida entre las canciones a las que le he dedicado algún post en este apartado de Müsica e Historia de mi blog.  No todo iban a a ser referencias musicales al siglo XX, también debía caber una referencia musical al hito que marca el inicio de la Edad Contemporánea: la Revolución Francesa.

Cuesta imaginar, por muy romántica que pueda ser la imagen, a un Luis XVI celebrando la vida en el momento en que va a perderla y mucho menos cuando sus ejecutores son aquellos de los que ha permanecido alejado desde el mismo momento de su nacimiento, ese 21 de enero de 1793 era un hito más dentro de la cadena de acontecimientos que marcaron, a posteriori, el nacimiento de la Edad Contemporánea. 

Ejecución de Luis XVI, 21 de enero de 1793

Luis XVI y su familia decidieron huir de su “prisión” en el palacio de las Tullerías,  el 21 de junio de 1791, sin embargo sería capturados por los revolucionarios cuando estaban a apunto de alcanzar la frontera con los Paises Bajos Austriacos , concretamnte en la ciudad de Varennes-en-Argonne ese gesto sería el punto de partida de un proceso que conduciría a la ejecución del matrimonio real formado por él mismo y María Antonieta de Austria. Cuesta imaginar esa escena que canta Chris Martin, sobre todo cuando nos remitimos a la descripción del momento final del monarca ya decapitado: tras la ejecución, un joven miembro de la Guardia Nacional recogió la ensangrentada cabeza y la mostró al pueblo paseándose por el cadalso. La muchedumbre rugió “¡Viva la República!”. Los presentes comenzaron a entonar La Marsellesa,  algunos espectadores empezaron a bailar en círculo alrededor del cadalso. Otros trataban de recoger la sangre que se había filtrado a través de los maderos del cadalso; incluso algunos la probaban. Un ayudante del verdugo subastó las prendas y el pelo del difunto Luis XVI. Todo muy alejado de esos lamentos finales, nostálgicos de un Luis XVI a punto de morir, tal y como lo imaginan los de Coldplay.

En fin, aquí os dejo el vídeo y la letra

Viva la Vida

I used to rule the world
Seas would rise when I gave the word
Now in the morning I sweep alone
Sweep the streets I used to own
I used to roll the dice
Feel the fear in my enemy’s eyes
Listen as the crowd would sing:
“Now the old king is dead! Long live the king!”
One minute I held the key
Next the walls were closed on me
And I discovered that my castles stand
Upon pillars of sand, pillars of sand

I hear Jerusalem bells are ringing
Roman Cavalry choirs are singing
Be my mirror my sword and shield
My missionaries in a foreign field
For some reason I can not explain
Once you know there was never, never an honest word
That was when I ruled the world
(Ohhh)

It was the wicked and wild wind
Blew down the doors to let me in.
Shattered windows and the sound of drums
People could not believe what I’d become
Revolutionaries Wait
For my head on a silver plate
Just a puppet on a lonely string
Oh who would ever want to be king? 

I hear Jerusalem bells are ringing
Roman Cavalry choirs are singing
Be my mirror my sword and shield
My missionaries in a foreign field
For some reason I can not explain
I know Saint Peter will call my name
Never an honest word
And that was when I ruled the world
(Ohhhhh Ohhh Ohhh)

Hear Jerusalem bells are ringings
Roman Cavalry choirs are singing
Be my mirror my sword and shield
My missionaries in a foreign field
For some reason I can not explain
I know Saint Peter will call my name
Never an honest word
But that was when I ruled the world
Oooooh Oooooh Oooooh”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: