Tag Archives: nazismo

Richard Wagner y las “ganas de invadir Polonia”

23 May

Lo confieso: me gusta Wagner y, por lo general no me entran ganas de invadir Polonia. Personalmente, cuando escucho la música de Wagner tengo recuerdos una serie de tv sobre el compositor que vi allá por los años ochenta y, sobre todo, me recuerda a otras dos referencias audiovisuales:

El primero, mi primer acercamiento a Wagner un poco sui generis, todo hay que decirlo

Como decían en la memorable serie Rockefeller Plaza: “¡Matar al conejo!”

El segundo es el más repetido y, quizás, en el que mejor casan imágenes y banda sonora:

Se han dicho muchas barbaridades sobre Wagner, entre otras lindezas la de considerarlo nazi, algo bastante complicado, toda vez que nació en 1813 y murió setenta años después, en 1883, aun quedaban algunos años para que Adolf Hitler escribiese su Mein Kampf y naciese, como tal, la ideología nacional socialista. Tuve la fortuna, cuando era un adolescente estudiante de BUP, de tener un magnífico profesor de alemán en mi instituto que nos ayudó a perfilar una imagen más realista del genial compositor alemán. Por cierto, que este profesor no era sospechoso precisamente de ser nazi, ni siquiera derechista y, por más señas, era de Albacete.

Richard Wagner

Richard Wagner

Richard Wagner sólo tiene la culpa de ser un nacionalista alemán, por cierto, lo fue en una época en que la idea de una Alemania unida aun se estaba forjando, una Alemania unida que él sólo conocería en el tramo final de su vida. Sin embargo, los nazis sí tienen mucho que ver en la creación de este falso mito, se apropiaron de su música, de su estética y desde entonces, como hace Woody Allen en ese diálogo al principio de este post, hemos asociado la música de Wagner a los males del nazismo, a los horrores de la Segunda Guerra Mundial. También es cierto que escribió algunos textos antisemitas, pero no es menos cierto que en su círculo de amistades había una gran cantidad de judíos y no eran pocos, precisamente, los seguidores judíos de su obra.

En su juventud fue un anarquista revolucionario, fue compañero de barricadas de Mijail Bakunin. Lo cierto es que el compositor fue un hombre lleno de contradicciones, más o menos como todo el mundo. De hecho, aunque nacionalista y, en buena medida, recreador de mucha de la mitología alemana, Wagner tuvo innumerables muestras de desprecio hacia la forma que estaba tomando la nación alemana, concretamente hacia lo que él consideraba el “absurdo rearme” prusiano). Otros de sus comentarios fue: “El mundo, y sobre todo también ‘Germania’, resulta cada vez más desagradable” “De los alemanes […] no cabe esperar gran cosa en ningún caso […] un pensamiento grande y de alto vuelo, si no es ordenado de arriba abajo — a la manera de Bismarck“.

 Como ha pasado con muchos grandes artistas, muchos políticos mediocres se han apropiado de la obra o de las ideas de los creadores, pervirtiéndola y adaptándola a sus propios intereses. Wagner, de quien se cumplen los doscientos años de su nacimiento es uno de los más claros ejemplos de “apropiación indebida” por parte de los políticos, en este caso incluso por parte de una banda criminal como fueron los nazis.

Guste Wagner o no, lo cierto es que a mi me emocionan muchas de sus obras, en especial esta que os dejo aquí: la Marcha fúnebre de Sigfrido.

Marcha fúnebre de Sigfrido

El preludio del Holocausto: Kristalnacht

8 Nov

Sello conmemorativo del 50 aniversario de la Kristalnacht

Cada nueve de noviembre es día de recordar el que fue el preludio del Holocausto: la Noche de los Cristales Rotos, o dicho en alemán Kristalnacht (la noche de cristal). En las horas que pasaron entre la noche del 9 y la mañana del 10 de noviembre de 1938 se produjo un verdadero progromo por todo el territorio alemán: Alemania, la Austria anexada, y las áreas de los Sudetes de Checoslovaquiarecientemente ocupadas por tropas alemanas.  Esta oleada de violencia debe su nombre a los fragmentos de vidrios rotos que cubrían las calles alemanas después del pogromo: procedían de las ventanas de sinagogas, casas, y negocios judíos saqueados y destrozados durante la violencia.

Después de estos hechos, el gobierno alemán explicó que la Kristallnacht había estallado como una respuesta espontánea de sentimiento público en respuesta al asesinato de Ernst vom Rath, un oficial de la embajada alemana en Paris a manos del activista judío polaco Herschel Grynszpan. En realidad esto fue sólo el pretexto usado por el gobierno nazi alemán.

Vom Rath murió a causa de sus heridas el 9 de noviembre de 1938, dos días después del atentado. El día de su muerte coincidió por casualidad con el aniversario del putsch de 1923, ocurrido en una cervecería de Múnich; un aniversario importante en el calendario Nacional Socialista. Los líderes nazis, reunidos en Múnich para la conmemoración, eligieron usar la ocasión como pretexto para lanzar una noche de excesos antisemitas. El ministro de Propaganda Joseph Goebbels, instigador principal del pogromo, dio a entender a la Vieja Guardia del partido allí reunida que el “Judaísmo Mundial” había conspirado para cometer el asesinato de vom Rath y anunció que,

“el Führer ha decidido que … las manifestaciones no deberán ser ni preparadas ni organizadas por el Partido, pero en tanto estallen espontáneamente, no deben obstaculizarse”.

Las palabras de Goebbels se convirtieron en órdenes para desencadenar el pogrom. Después de su discurso, los líderes regionales del Partido dieron instrucciones a sus oficinas locales. La violencia empezó a estallar en varias partes del Reich durante toda la noche y la madrugada del 9 al 10 de noviembre. A la una y veinte de la mañana el 10 de noviembreReinhard Heydrich, como jefe de la Policía de Seguridad (Sicherheitspolizei o Sipo) mandó un telegrama urgente a las oficinas centrales y estaciones locales de la Policía Estatal y a los líderes de las SA en sus varios distritos, que contenía directivas respecto a los disturbios. Equipos de las SA y la Juventud Hitleriana a través Alemania y sus territorios anexados participaron en la destrucción de casas y negocios judíos; miembros de muchos de los equipos llevaban ropa de civiles para apoyar la ficción que los disturbios eran expresiones de la “reacción del público indignado”.

En el sentido de las agujas del reloj: Vom Rath, Grynszpan, Heydrich y Goebbels sobre el fondo de una sinagoga ardiendo

A pesar de la apariencia exterior de una violencia espontánea, y los caracteres locales del pogrom en las distintas regiones del Reich, las órdenes centrales que venían de Heydrich contenían instrucciones específicas: los alborotadores “espontáneos” no podían tomar medidas que pudieran dañar personas o propiedad alemana no judía; no podían someter a los extranjeros (aún los extranjeros judíos) a actos violentos; y tenían que sacar los archivos de las sinagogas antes de destrozar esas y otras propiedades de las comunidades judías, y debían transferir esos archivos al Servicio de Seguridad (Sicherheitsdienst, o SD). Las órdenes también indicaban que los oficiales de la policía debían arrestar la mayor cantidad de judíos que las cárceles locales pudieran alojar, preferiblemente hombres jóvenes y sanos.

Relojería destruida en Munich durante la Kristalnacht

Los alborotadores destrozaron 267 sinagogas a través de Alemania, Austria, y los Sudetes. Muchas sinagogas ardieron toda la noche, a plena vista del público y los bomberos, que habían recibidos ordenes de intervenir solamente para prevenir que la llamas se extendieran a edificios cercanos. Miembros de las SA y la Juventud Hitleriana a través del país destrozaron las vitrinas de aproximadamente 7.500 establecimientos comerciales de propiedad judía y los saquearon. Los cementerios judíos también fueron particular objeto de profanación en muchas regiones.

El pogrom fue particularmente destructivo en Berlín y Viena, hogar de las dos comunidades judías más grandes del Reich alemán. Grupos de hombres de las SA rondaban por las calles atacando judíos en sus casas y forzándolos a realizar actos de humillación publica. Aunque el asesinato no figuraba en las directivas centrales, Kristallnacht se cobró las vidas de por lo menos 91 judíos entre el 9 y 10 de noviembre. El archivo policial del periodo documenta que un alto número de violaciones y suicidios ocurrieron con posterioridad a los disturbios.

Todo un preludio de lo vendría después de la Conferencia deWannsee.

Fantasmas en el armario

11 Ene

Todos guardamos fantasmas en los armarios, muchos más los gobiernos. Lo malo de los fantasmas es que de vez en cuando se materializan y se hacen visibles y… asustan. hace unos días ha saltado a las noticias una información ya vieja, pero no por ello menos inquietante:

Juicio de Eichmann en Jerusalen, 1961

 

Konrad Adenauer, canciller de la RFA entre 1949 y 1963

Durante varios años, el gobierno de Konrad Adenauer supo de la existencia de Adolf Eichmann en Argentina y lo protegió. Bueno, esto puede que hoy día escandalice a muchos, pero no hay que perder de vista que al acabar la II Guerra Mundial ya se estaba perfilando un nuevo mundo y en él los dos grandes antagonistas eran las potencias occidentales (capitalistas) frente al comunismo (estalinista) imperante en aquel momento y ¿quiénes más que los nazis habían combatido y conocido mejor a los soviéticos?. Pronto, muy pronto norteamericanos y alemanes federales fueron rehabilitando a muchos de los mandos militares nazis y los incorporaron a la Bundeswehr o alos servicios de inteligencia de la RFA o a la propia CIA

 

Pasaporte de Adolf Eichmann, visado en Argentina

Valga un dato como ejemplo de esa cierta “relajación” de las autoridades de la RFA respecto a los nazis: en 1956, el gobierno de Adenauer presionó al gobierno francés para impedir la presentación a concurso, en el Festival de Cannes, del documental de Alain Resnais Noche y niebla. Ante estas presiones y la respuesta de asociaciones de víctimas del nazismo y supervivientes de los campos de concentración se aceptó que el film participase pero fuera de concurso

Affiche de Noche y Niebla

Enlace a la noticia completa Bonn y Eichmann

Pureza de sangre

31 Mar

Era una verdadera obsesión de los españoles de los siglos XVI y XVII demostrar la pureza de sangre. En 1449 ya está datado el primer expediente de limpieza de sangre, un documento que era rechazado incluso por el papado, por ser contrario a la doctrina cristiana, por cuanto que consideraba que ni siquiera el bautismo lavaba los pecados de los individuos.

Pero esta demostración de limpieza de sangre no fue una exclusiva de los españoles, otra sociedad europea, ya en el siglo XX, andaba bastante ocupada en demostrar fehacientemente la pureza de sangre, en este caso de sangre aria.

Heinrich Himmler en 1907

A Heinrich Himmler le gustaba predicar con el ejemplo, exigía que ni una sola gota de sangre no aria se hubiera mezclado en el pasado de los miembros de las SS, al menos durante cinco generaciones, por esa misma razón él se fabricó un impecable informe genealógico que demostraba a través de 350 antepasados su limpieza de sangre a lo largo de cuatro siglos.

Según leí en el diario El País, en días pasados, el documento está a disposición de los historiadores en la sede de la Fundación José María Castañé, en Madrid; una institución dedicada al estudio de los conflictos que han asolado el siglo XX.

Según parece, a Hitler llegaron a resultarle molestas sus obsesiones por el glorioso pasado ario, algo que Himmler heredó de las prédicas paternas. Su padre, un maestro protestante, era un obseso de las leyendas germánicas. A Hitler, aquel personaje con un entusiasmo racial desbordante le pareció el hombre indicado para limpiar Europa de impurezas sanguíneas.

Himmler con su querida hija "Puppi"

Himmler mandó elaborar un informe detallado de sus antepasados. Los genealogistas ocuparían tres años en elaborar ese exhaustivo informe. El documento llega a 1936 y se remonta hasta 1530. En aquel año se encuentra el primer rastro de un Himmler: Valentín, en Burgbernheim. La lista sigue su rastro a través de 174 localidades alemanas donde hay pistas del apellido.

La obsesión de Himmler por la “pureza aria” fue realmente delirante. Las reglas de limpieza de sangre para sus subordinados eran propias de un sistema delirante. Además de legislar sobre ellas, figuraban en las reglas internas de las SS. Obligaba a sus miembros a tener al menos cuatro hijos, siempre con mujeres arias igualmente puras. Las normas para el matrimonio eran tan estrictas que en 1937 llegó a acumular 20.000 solicitudes no resueltas. Su determinación se enmarca dentro de una estricta filosofía:

“La SS es una Orden militar nacionalsocialista de hombres de determinación nórdica y una comunidad de clanes conjurados. Conforme a nuestras leyes, la novia, la mujer, pertenece a esta comunidad, a esta Orden de las SS del mismo modo que el hombre. Tengámoslo claro: sería insensato reunir primero la buena sangre de toda Alemania y dejarla luego casarse y dispersarse en familias como se le antoja”.

Los expertos que eleboraron el linaje de Himmler pertenecían a la Ahnenerbe, una Sociedad integrada en la estructura de las SS y cuya finalidad era realizar y divulgar investigaciones con fines propagandísticos en apoyo de la ideología nazi y, en particular, de sus teorías racistas relacionadas con el mito de la raza aria y su supremacía. Entre otras misisones la Ahnenerbe trató de localizar el martillo de Thor, el Santo Grial o realizar experimentos brutales e inhumanos en los campos de exterminio.

La obsesión por el ocultismo y los ritos iniciáticos de Himmler explica otra anécdota de su vida, refrendada por otro documento conservado en la Fundación José María Castañé , el cual da fe del nacimiento de Thorisman, el tercer hijo de Himmler, el 14 de enero de 1936. El encargado de la ceremonia cubrió al niño con el vínculo azul de la vida y, tras pronunciar unas palabras tradicionales, tomó un vaso que representaba al Santo Grial -otra de las obsesiones de Himmler, que lo buscaría en el monasterio de Montserrat (ver foto)-y dio de beber al padre. Después le puso un anillo:

“Niño, debes llevar este anillo de la parentela de las SS, del linaje de Wolff, cuando te muestres digno como joven de las SS y de tu parentela”.

Himmler en Monserrat

La pureza de sangre, por otra parte no le aportó el valor suficiente como para enfrentarse a los juicios de Núremberg, capturado por los aliados el 23 de mayo de 1945, no pudo soportar el interrogatorio y registro corporal al que lo sometieron, mordió la cápsula de cianuro que llevaba oculta, provocándose la muerte instanteamente.

Himmler muerto

Como puede observarse en la foto, Himmler ya no lucía el característico bigote que siempre levó. Lo había afeitado para poder completar, junto con un parche en un ojo el disfraz que empleó para poder escabullirse. Se hizo pasar por el sargento Heinrich Hitzinger, pero de nada le sirvió.

Una Guerra Fría alternativa: “Patria”

1 Feb

Cartel de Patria con su título original Fatherland

Estos días estamos viendo en clase una película diferente como apoyo de los temas dedicados a la Guerra Fría y la Segunda Guerra Mundial, se trata de Patria, un film de 1994, protagonizado por Rutger Hauer (el replicante de Blade Runner que había visto “[…] atacar naves en llamas más allá de Orión, he visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tanhauser…“).

Patria está basada en la novela de igual nombre escrita por Robert Harris, se trata de una historia que se desarrolla en los años sesenta del siglo XX, sólo que se trata de una historia alternativa a la que conocemos. Asistimos en la película al 75 cumpleaños de Adolf Hitler en Berlín, a punto de celebrar una cumbre bilateral con el presidente de los EE.UU. Joseph Kennedy, el padre del que realmente fuese presidente John F. Kennedy. En torno a ese momento, un oficial de las SS, ahora convertida en la fuerza policial del Reich, investiga el misterioso asesinato de un importante jerarca nazi.

Esta novela es uno de esos ejercicios de historia contrafactual de los que tanto me habréis oído hablar en clase y que ya pudieron comprobar los compañeros del curso pasado a través de otra película: V de Vendetta.

La búsqueda del Grial: Los Nazis en España

7 May

No podía quedarme atrás, había que ampliar el post sobre Himmler en España que está en el blog de clase; el asunto de los oscuros intereses arqueológicos de los nazis en España me llama muchísimo la atención (también los intereses geoestratégicos). Allí están colgados los artículos de Jacinto Antón y de Higinio Polo sobre este tema. Aquí, en este blog, en cambio, os incluyo estos tres vídeos con la información acerca de estas descerebradas búsquedas arqueológicas en España (¡vaya! la fuente es un poco dudosa: Cuarto Milenio; pero como ya habréis leído en el otro blog sabemos que este tema está  probado históricamente) ¡Bienvenidos, amigos de la nave del misterio!

Nazis en España 1/3

Nazis en España 2/3

Nazis en España 3/3

Propaganda 1939-1945: La II Guerra Mundial en carteles

19 Feb

 Ayer os coloqué aquí una buena selección de carteles sufragistas y de la I Guerra Mundial, centrados sobre todo en la figura de la mujer y su aportación en tiempos de guerra. Hoy he decidido completar esa selección con una amplia panorámica de carteles de progpagande de guerra de la II Guerra Mundial. Aquí no me he centrado en la mujer, me he dedicado a seleccionar carteles de todos los bandos. Aquí encontraréis carteles norteamericanos, británicos, nazis, italianos, soviéticos, japoneses, franceses colaboracionistas y franceses anteriores a la invasión alemana… En fin, una gran variedad de mensajes y de estilos.

 0000-0808-4silence-posters1 0-587-03054-2-llet-s-defend-the-great-city-of-lenin-posters1 liberators-kultur  mp252loose-lips-sink-ships-posters lc-uszc4-12529united-we-are-strong-united-we-can-win-posters ap436americans-will-fight-for-liberty-posters 05mussolini-vincereitaliano1 0000-5932-4londra-italian-fascist-propaganda-posters1 0000-4124-4wwii-marine-woman-c-1944-posters 0000-3853-5buy-war-bonds-posters 0000-2101-4victory-franklin-d-roosevelt-posters wwii_nazi_propaganda_-holanda womens-army http://earthstation1.simplenet.com watching-you war-bonds-children war-bonds walls vivhy-aleman vichy victim tittletattle superstock_1597-40029 stalin-timonel stalin-comander soviet_silence soviet_propaganda soviet-worker soldiers-without-guns soldado slaves silence sieg segunda_guerra_mundial_aliados_urss1 http://earthstation1.simplenet.com remember  propagandanazistabsbible propaganda_quiet propaganda_family2 propaganda pilots-raf petainix3 petain paracaidista oidos-del-enemigo noruega nina nazi_progaganda_poster_22_139 nazi-nordico musica-degenerada murdering-jap mujeres-trabajadoras-australia mosca monster manchuguo la-avanzata japanopeneryv0 japanese-ocupation jap05 jap04 jap03 jap02 jap01 italiano-anti-roosevelt i_want_you hitler-jugend hitler-escuchando heer gesiegt francia-preguerra food flotiglia es-lebe enemigo-en-aleman check cruz-de-hierrocomida bizerta barbarroja avenge_december207  adolf_hitler_hideki_tojo_propaganda_poster amergrec5  algunoshablaron7sd a55_carelesstalk 91873

Y para acabar uno de mis favoritos, Rosie la remachadora

392wecando1

Berlín noir: novelas para conocer la Alemania nazi

19 Ene

 

 

Berlin noir

Berlín noir

 Hace poco no pude evitar acordarme de uno de mis profesores en la facultad, José Luis Millán Chivite, quien ya nos dejó hace algunos años. Él solía decirnos que leyéramos menos manuales y más periódicos y novelas. La verdad es que esto nos lo tomábamos con cierto escepticismo, pero con muchas ganas, porque ¿a quién le amarga un dulce? Elegid vosotros ¿un tocho insoportable de manual o una novela que leer de un tirón?

  ¿Por qué me acuerdo de éste profesor ahora? Ya han pasado más de dieciséis años desde que aprobé su asignatura y dejó de ser mi profesor. Su consejo me viene ahora a la memoria y al blog, por una novela, o mejor aun por toda una serie de novelas: Berlín noir la serie de novelas de Philip Kerr, protagonizada por el detective Bernie Gunther.

No soy muy aficionado a la novela negra y sólo dos excepciones me hacen llevarme la contraria a mi mismo (los dos suecos, por cierto: Henning Mankell y Stieg Larsson), pero cuando leía una crítica de Jacinto Antón en Babelia acerca de esta serie no tuve más remedio que hacerme con la primera de ellas. Se trataba de Violetas de marzo, una lectura que no me duró más de tres días y que para desgracia de mi sufrida economía me obligó a buscar días después Pálido criminal…y después Requiem alemán, y acabé, por fin (y porque no hay más ), con Unos por otros. Estas novelas están protagonizadas por un detective al uso, ex policía, Bernie Gunther, es un tipo duro, en algunos momentos quizá demasiado, exento quizás de la ironía de sus homólogos norteamericanos, sin embargo, éstos no tuvieron que enfrentarse a la jerarquía del NSDAP, el Partido Nazi alemán.

El autor enhebra su ficción con hechos reales y con los acontecimientos políticos (y bélicos) de esos años, la serie resulta interesante más que por las tramas propiamente dichas, por el contexto histórico en que sucede. De la mano del investigador tenemos oportunidad de acercarnos a buena parte de la jerarquía del nazismo, y darnos una idea de sus costumbres y peculiaridades. La serie comienza (Violetas de marzo) en los días en que se celebraban los juegos olímpicos en Berlín, aquellos en los que un atleta negro, Jesse Owens, puso en entredicho la superioridad de la raza aria y concluye en los primeros años de la guerra fría (Unos por otros). Se avanza y se retrocede y en cierta manera se soslayan aspectos del pasado de Gunther, creo que intencionadamente, con la idea de que seamos nosotros mismos quienes tratemos de ver el grado de identificación de éste con el partido nazi.

La serie muestra la evolución que seguirá la sociedad  alemana a lo largo de los años que pervivió el régimen nazi. Vemos como se van iniciando las persecuciones de judíos, la represión de las ideas políticas contrarias al nazismo, el poder creciente de las SS., y la progresiva postergación y eliminación de las SA. En esos años también Bernie Gunther termina colaborando con las fuerzas nazis, forma parte de un Einsatzgruppe en Ucrania y participa en el exterminio de los judíos de esa región. Por el camino quedan intrigas que construyen un andamiaje perfecto para adentrarnos en lo que no es menos interesante: el conocimiento de la sociedad alemana del nazismo y la II Guerra Mundial.

Cuando leí estas cuatro novelas me di cuenta de que con ellas había aprendido más sobre esos temas que con buena parte de la bibliografía histórica. Creo que ahora se enriende mejor aquel consejo de mi profesor de la facultad.

Pd.: Gracias a Jose, de Ubi Sunt, por recordarme a Gunther y sus aventuras. Espero que mis alumnos sepan apreciar también las aventuras de este detective cínico y mujeriego. Por cierto, ya hay una quinta novela en inglés, a ver por donde sale… ¿Quizá en Argentina durante la posguerra?

 

Los lunes, a las ocho, peliculón

17 Ene

Como ya habéis podido experimentar algunos en carne propia, los lunes  a las ocho habrá cine. Dentro de la hora de Proyecto Integrado nos vamos a dedicar a ver y analizar algunas películas fundamentales de la historia del cine (bueno, algunas de ellas), pero que además tienen un valor añadido, nos sirven para ilustrar algunos de los temas de nuestra otra asignatura; la güeña Historia del Mundo Contemporáneo.

                Así que, sin palomitas ni nada, a palo seco, los lunes, a las ocho, un peliculón

el-gran-dictador-ficha-de-trabajo

Pd.: de propina la escena más famosa de El Gran Dictador

A %d blogueros les gusta esto: