Tag Archives: Sting

We share the same biology

30 Abr

1985, según dice la Wikipedia fue declarado por la ONU Año Internacional de la Juventud, es el año en que, después de 24 años los EE.UU. y la URSS se sentaron a negociar un desarme (parcial) nuclear. También es el año en que Mijail Gorbachov se convirtió en presidente. Ese mismo año Sting publica el disco The Dream of the blue turtles, su primer trabajo en solitario, del que guardo religiosamente una copia en vinilo.

The dream of the blue turtles

The dream of the blue turtles

En dicho álbum aparecía el tema: Russians, una canción que recogía las dudas, temores, anhelos de muchos de los que teníamos pocos años entonces, aunque su contenido estaba más acorde con los sucesos de los años anteriores, ya que 1985 comenzaba a ser el año en que el telón de acero se quebraba con más claridad. Mientras en la URSS Gorbachov hablaba de glasnost y prerestroika, en occidente teníamos a dos matones de cuidado: Ronald Reagan y Margaret Thatcher, ambos ya fallecidos y autoproclamados campeones de la Guerra Fría.

La perestroika en un sello

La perestroika en un sello

Estos dos matones decían tener a raya al Imperio del Mal (así llamaba Reagan a la URSS), a base de amenazas y de reforzar sus arsenales nucleares con los llamados Euromisiles, Polonia oscilaba hacia la desaparición del Partido Comunista en el poder, los soviéticos padecían su particular “Vietnam” en Afganistán y Felipe González nos dejaba compuestos y metidos de cabeza en la OTAN y yo a punto de empezar mi carrera, pero esto último no tuvo gran influencia en el discurrir de los acontecimientos.

Como decía, Sting compuso esa canción probablemente llevado por el temor a la retórica matonista de la Guerra Fría ne los años anteriores a 1985, así lo podemos ver en diferentes versos de la misma: “…Mr Khruschev said we will bury you” o “… Mr Reagan says we will protect you”, “conditioned to respond to all the threats/ in the rethorical speeches of the soviets” más explícito no se puede ser acerca de la retórica de las amenazas. Como el propio Sting afirma en la letra, la guerra fría era una guerra imposible de ganar (“There’s no such thing as a winnable war”) eso quedaba claro en la doctrina de la DMA o Destrucción Mutua Asegurada. Volviendo a lo estrictamente musical, Sting compuso la canción usando como base melódica una composición de Prokofiev: El teniente Kijé.

Como última anécdota queda añadir que Sting dijo haberse inspirado para su composición viendo la TV Soviética

Russians

In europe and america there’s a growing feeling of hysteria 
Conditioned to respond to all the threats 
In the rhetorical speeches of the soviets 
Mr. krushchev said we will bury you 
I don’t subscribe to this point of view 
It would be such an ignorant thing to do 
If the russains love their children too 

How can i save my little boy from oppenheimer’s deadly toy 
There is no monopoly of common sense 
On either side of the political fence 
We share the same biology 
Regardless of ideology 
Believe me when i say to you 
I hope the russians love their children too 

There is no historical precedent 
To put words in the mouth of the president 
There’s no such thing as a winnable war 
It’s a lie we don’t believe anymore 
Mr. reagan says we will protect you 
I don’t subscribe to this point of view 
Believe me when i say to you 
I hope the russians love their children too 

We share the same biology 
Regardless of ideology 
What might save us me and you 
Is that the russians love their children too

Frodo Bolsón en el Somme

7 Nov

Pawns in the game are not victims of chance
Strewn on the fields of Belgium and France
Poppies for young men, death’s bitter trade
All of those young lives betrayed

 Sting, Childrens crusade

Se acerca el Poppy Day, un día muy especial dentro de la Commonwealth, ese día se recuerda a los caídos en todas las guerras, especialmente desde la Primera Guerra Mundial, por eso no es extraño que ese día coincida con el aniversario del Armisticio de la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, hoy quiero recordar ese conflicto desde un punto de vista diferente, el de la fantasía épica.

“Todos muertos, todos putrefactos. Elfos y hombres y orcos. La Ciénaga de los Muertos. Hubo una gran batalla en tiempos lejanos, sí, eso le contaron a Sméagol cuando era joven, cuando yo era joven y el Tesoro no había llegado aún. Fue una gran batalla. Hombres altos con largas espadas, y Elfos terribles, y orcos que aullaban. Pelearon en el llano durante días y meses delante de las Puertas Negras. Pero las ciénagas crecieron desde entonces, engulleron las tumbas; reptando, reptando siempre”.

J.R.R. Tolkien: El Señor de los Anillos. Las dos torres

J.R.R. Tolkien en 1916

Mi hijo anda leyendo El Hobbit estos días, y la verdad, no recuerdo bien a cuento de qué pregunta acabamos hablando de Tolkien, su vida y por qué acabó escribiendo El Señor de los Anillos. En mitad de esa conversación me lancé a la piscina de cabeza y terminé haciendo una afirmación de la que no andaba muy convencido: Tolkien refleja en su novela las experiencias vividas en los campos de batalla de Flandes durante la Gran Guerra. Digo que no estaba muy seguro porque también había oído (o leído) que realmente no había hecho ninguna clase de alegoría, ni con la Gran Guerra ni tampoco con la Segunda Guerra Mundial. Pero leyendo el texto que he incluido más arriba y mirando esta imagen de más abajo…

Campo de batalla en el Somme

…No puede uno dejar de pensar que realmente Frodo estuvo en el Somme y en los campos de batalla de Flandes. Inevitablemente el recuerdo de aquellos días tuvo que seguir clavado en la memoria de Tolkien y las imágenes de lo vivido se reflejaron en las páginas de su obra; más allá de identificar la Comarca con una mítica Inglaterra, más allá de querer personalizar en los Elfos a los aliados norteamericanos en los meses finales de la contienda. El Señor de los Anillos y sus épicas batallas nos retrotraen al horror de un conflicto especialmente sangriento que marcaría para siempre las vidas y las obras de creadores como el propio Tolkien, Robert Graves (Adiós a todo eso) por poner dos ejemplos literarios, o dentro del campo de la pintura a Otto Dix y a George GroszDe hecho, Tolkien perdió a la mayoría de sus amigos en las trincheras durante la Primera Guerra Mundial, algo que hizo de él un convencido pacifista, hacia el final de la Segunda Guerra Mundial no dudó en afirmar que los Aliados no eran mejores que los Nazis y que se comportaban como orcos en sus llamadas a una completa destrucción de Alemania.

La guerra todo lo pervierte y ni siquiera un conflicto como la Segunda Guerra Mundial, con un bando que encarna casi perfectamente el mal absoluto, escapa a esa perversión ya que el ansia por la victoria final hizo que los aliados llegasen a conducirse de un modo que no se alejaba mucho de como se habían portado los nazis durante la contienda.

Children’s crusade o la I Guerra Mundial cantada por Sting

11 Ene

Hoy día Sting no figuraría como uno de mis cantantes favoritos, pero (pecados de juventud) hubo un momento en que me gustó… y mucho. Precisamente de esa época es esta canción que voy a presentaros ahora. Pertenece al album The dream of the blue turtles, el primero de Sting en solitario tras abandonar The Police. La letra de esta canción es un instrumento muy bueno para usarla en clase; es un claro ejemplo de cómo la I Guerra Mundial ha dejado una huella indeleble en la sociedad británica. Sus versos recogen la dureza y el impacto que tuvieron en millones de jóvenes los combates en los campos de Flandes entre 1914 y 1918.

“Children’s Crusade”

Young men, soldiers, Nineteen Fourteen
Marching through countries they’d never seen
Virgins with rifles, a game of charades
All for a Children’s Crusade

Pawns in the game are not victims of chance
Strewn on the fields of Belgium and France
Poppies for young men, death’s bitter trade
All of those young lives betrayed

The children of England would never be slaves
They’re trapped on the wire and dying in waves
The flower of England face down in the mud
And stained in the blood of a whole generation

Corpulent generals safe behind lines
History’s lessons drowned in red wine
Poppies for young men, death’s bitter trade
All of those young lives betrayed
All for a Children’s Crusade

The children of England would never be slaves
They’re trapped on the wire and dying in waves
The flower of England face down in the mud
And stained in the blood of a whole generation

Midnight in Soho, Nineteen Eighty-four
Fixing in doorways, opium slaves
Poppies for young men, such bitter trade
All of those young lives betrayed
All for a Children’s Crusade

Para que no os aburráis leyendo sólo la letra os incluyo también un vídeo de la canción.

A %d blogueros les gusta esto: