Archive | Bombardeos aéreos RSS feed for this section

Formas de entender la memoria

25 Oct

Cuando estoy en clase y hablo con mis alumnos sobre la Segunda Guerra Mundial pareciera que este conflicto hubiese tenido lugar siglos atrás, casi en otro milenio, pues tanta es la distancia que media entre ellos y aquellos momentos. Sin embargo, cuando echo mano de la prensa parece que fuese un conflicto concluido semanas atrás, pues sesenta y siete años después de haber finalizado aquella guerra raro es el día o la semana que, de un modo u otro, no aparece en los medios escritos y, a veces, también en la televisión.

Esta semana, de nuevo ha vuelto la Segunda Guerra Mundial y su memoria, la de las víctimas y las de los guerreros, a las páginas de los periódicos: Alemania por fin ha tenido a bien reconocer el genocidio gitano a manos de los nazis. Al igual que los judíos denominan a su holocausto la Shoah los gitanos denominan a su genocidio PorraimosSin embargo, a pesar de ser el segundo grupo étnico más castigado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, su exterminio ha sido oscurecido y, en cierta medida olvidado; probablemente, ello se deba a su incapacidad para crear un lobby especialmente activo que presionase para que fuese reconocida oficialmente su matanza, algo que sí ha logrado muy eficazmente la comunidad judía.

Esta misma semana, por fin ha sido reconocido ese exterminio y para conmemorarlo se ha inaugurado un monumento en Berlín. En un claro,  rodeado entre árboles, se encuentra un pequeño lago circular del que mana agua, rodeado de un pavimento en el que están inscritos los nombres de los campos de extermino donde fueron masacrados gitanos de toda Europa. El monumento es obra del artista israelí Dani Karavan.

Entrada al memorial

Nunca está de más el reconocimiento a las víctimas, especialmente a las inocentes, sobre todo a través de monumentos o memoriales, sobre todo si son tan discretos y, en cierto modo, bellos como este de Berlín. Frente al recogimiento que contribuye a crear este memorial nos enfrentamos a otro monumento inaugurado este verano en Londres y que ayuda a recordar a otros protagonistas de la Segunda Guerra Mundial: los Bomber Boys.

Inauguración del Monumento a los Bomber Boys

En este caso salta la polémica, puesto que este monumento rememora a un grupo de hombres cuya acción durante la Segunda Guerra Mundial se mueve entre la heroicidad y la villanía. Un monumento desmesurado para recordar a jóvenes que, no lo olvidemos, cumplieron órdenes. Cierto es que bombardearon ciudades y otros objetivos civiles, pero no es menos cierto que esas órdenes partieron de generales y políticos que se hallaban a resguardo en despachos en Londres, mientras ellos tenían que jugarse la vida sobrevolando las defensas antiaéreas alemanas o enfrentándose a los magníficos pilotos de caza alemanes. Con diecinueve años, o poco más, tenían que sobrevivir a unas treinta misiones antes de dejar de volar. Fueron 55.573 los tripulantes de bombarderos muertos durante esas misiones.

Bomber Boys, el documental (solo en inglés)

Los tripulantes se volvían supersticiosos y volaban con patas de conejo y otros talismanes para conjurar lo que parecía un asunto de buena o mala suerte. Una costumbre era orinar todos a la vez junto a una hélice de su aparato: retratarlos así hubiera quedado curioso en las estatuas”.

Jacinto Antón

No está mal traída la broma de Jacinto Antón, sobre todo si comparamos la sencillez y elegancia del memorial a los gitanos masacrados por los nazis con la desmesura del monumento a los Bomber Boys,. Dos maneras muy diferentes de ejercer la memoria histórica: el recuerdo de los masacrados y el de aquellos que tenían que castigar a los genocidas.

Alemania reconoce el genocidio gitano en el diario El Mundo

I survived: The 20th Century Holocaust

Bomber boys ¿héroes o villanos?, por Jacinto Antón

7/XII/1941: El día de la infamia; setenta años después

8 Dic

¡Venganza! El día de la infamia

Hoy es el día en que los norteamericanos recuerdan lo que ellos llaman el Día de la Infamia, el día que los japoneses decidieron atacar la base norteamericana de Pearl Harbor, en Hawaii, el 7 de diciembre de 1941. El ataque que cambió el curso de la II Guerra Mundial, al implicar a los EE.UU. en la misma. Con ese motivo algunos medios de comunicación han sacado especiales, sobre todo fotogalerías. Incluyo enlaces a las mismas además de la reproducción de la edición de La Vanguardia del 9/XII/1941, con toda la información sobre el ataque y el devenir de la guerra en esos momentos

Por otra parte, dejo aquí un pequeño vídeo sobre algunas otras víctimas indirectas de este infame ataque.

Fotogalería en el diario El País

Fotogalería en la revista Life

La Vanguardia 9-12-1941

Artículo en el diario El Mundo

MAT 120 y el cinismo

17 Abr

Bombas de racimo españolas en Libia. Seamos honestos, por favor, ¿alguien se sorprende?. Las armas que emplea Gaddafi (y las que usan los rebeldes) están fabricadas en medio mundo: EE.UU., Francia, Alemania, Italia, España… Remember, Gaddafi era nuestro amigo extravagante.

Bombas de racimo sobre Gaza, 2008 I

Bombas de racimo sobre Gaza, 2008 II

Bombas de racimo sobre Gaza, 2008 III

¡Ah! Que la sorpresa es porque son bombas de racimo, prohibidas desde 2007. Salta la noticia porque han aparecido municiones fabricadas por Instalaza S.A., empresa española. Los misiles GRAD que lanza sobre Misrata son de fabricación rusa. Sin embargo, Gaddafi no ha sido el primero en usarlas después de la prohibición: Israel ya las usó en 2009 en la franja de Gaza. Por cierto, aun no me queda claro: ¿qué tenemos que condenar, que se fabricasen y vendiesen las bombas antes de su prohibición o que semejante demente las use contra su pueblo? 

Preciso respuestas.

Bombas de racimo española en Libia, artículo en el diario El Mundo

Así funcionan las bombas de racimo

Reflexión en el blog Aguas Internacionales, de Ramón Lobo, sobre este hecho

Mapa de la guerra en Libia: 2º día de operaciones

20 Mar

Mapa de la guerra en Libia. 2ºdía de operaciones, 20/III/2011. fuente: El País

La comisión y el camello

19 Mar

Una vez leí en alguna parte que un camello es un caballo diseñado por una comisión. La frase me dio que pensar y, desde entonces, desconfío bastante de las comisiones…. Bueno, de unas más que de otras.

Lo que quedó de Dresde en 1945

Esta reflexión viene a cuento de una noticia leída en la edición digital del diario El País de ayer 18/III/2010. Al parecer una comisión de investigación encargada por el Ayuntamiento de Dresde, formada por doce historiadores, ha llegado a la conclusión de que en el bombardeo de los días 13 al 15 de febrero de 1945 murieron entre 18.000 y 25.000 personas. La conclusión deja en entredicho la versión de Hitler de que en dicho suceso murieron 200.000 personas e incluso deja en peor lugar la que, hoy día, mantiene la ultraderecha alemana que sitúa la cifra en medio millón de personas.

Lo dicho, unas comisiones son más dignas de confianza que otras.

Enlace a la noticia completa

Un triunfo poco limpio III: Bombardeos

20 May
Dos testimonios antes de entrar en materia:

El primero es de Victor Klemperer, filósofo alemán, autor de LTI, judío convertido al protestantismo y habitante de la ciudad de Dresde en 1945:

Sonó una larma a gran escala… Muy pronto oímos el zumbido cada vez más fuerte y profundo de los escuadrones que se acercaban, se fue la luz, una explosión cercana… en algunos grupos se escuchaban llantos y gemidos; aviones que se acercan, un peligro mortal, una explosión… De repente, la ventana del sótano situada en la pared trasera, opuesta a la entrada, se abrió de golpe, y fuera brillaba la luz como si fuera de día… Resplandecían las llamas. El suelo estaba cubierto de cristales rotos. Soplaba un viento terriblemente fuerte”

Dresde 1945

Dresde 1945

El otro testimonio pertenece a una estudiante de esa misma ciudad, una joven que deambulaba por las calles de Dresde con su hermano gemelo, como Klemperer, el 13 de febrero de 1945:

Las llamas lo lamían todo a nuestro alrededor, y de algún modo nos encontramos en la orilla del Elba. Pude ver el fósforo danzando sobre el agua, de modo que para la gente que se arrojaba al río a fin de huir del fuego, no había escapatoria. Había cuerpos por todas partes, y las máscaras de gas que llevaba la gente se habían fundido con sus rostros… Empezamos a buscar un sótano para ocultarnos, pero en todos los sótanos donde mirábamos veíamos a gente que había muerto allí sentada debido a que los incendios habían aspirado el oxígeno y se habían axfisiado.

Al fin alcanzaron el refugio familiar y allí vieron:

Dentro vi un montón de cenizas que tenían la forma de una persona. ¿Sabes cuando pones madera en un horno, y ésta se quema y se pone al rojo, y conserva su forma mientras se consume por dentro, pero en cuanto la tocas se desintegra? Eso es lo que era: la forma de una persona, pero sin que quedara nada de su cuerpo. Yo no sabía quien era, pero luego vi que llevaba pendientes en las orejas. Yo conocía aquellos pendientes: era mi madre”

 Puede parecer extraño que haga un post dedicado a los bombardeos más salvajes llevados a cabo por los aliados y que, sin embargo, no tenga en cuenta los de Hiroshima y Nagasaki. Pero Dresde y Tokio representan el grado de destrucción que se podía alcanzar sin emplear armas nucleares. En estas dos ciudades se empleó la técnica del bombardeo de saturación (carpet bombing)  y una gran cantidad de bombas incendiarias.

Tokio 1945

Tokio 1945

Ambas ciudades sufrieron un grado de destrucción brutal, mayor en el caso de Tokio, donde todas las viviendas tradicionales de madera fueron convertidas en ceniza. En el caso de Dresde aun se mantiene el debate sobre el número real de víctimas que oscila entre las 18.000 y las 35.000; en el caso de Tokio se calcula que fueron unas 100.000 las vícitmas mortales.

Insisto, la guerra había que ganarla, pero creo que descargar la ira sobre la población civil no era el camino indicado, no era la forma correcta. ¿Por qué bombardear a la población civil? En 1920, cuando Churchill era Ministro de la Guerra y el Aire ordenó emplear la potencia aérea, sin duda alguna, para aplastar la revuelta iraquí, sin embargo la mayor conmoción mundial por un bombardeo sobre población civil lo provocó el bombardeo de Guernica en 1937 a manos de la Legión Cóndor alemana. Una vez que Gran Bretaña entró en la II Guerra Mundial fueron los primeros en lanzar sus bombardeos sobre la población civil, de manera que Hitler justificó el bombardeo de Londres como una respuesta a la agresión británica. El 30 de octubre de 1940 Churchill declaraba: “Hay que hacer sentir a la población civil de los alrededores de los objetivos todo el peso de la guerra”.  A lo largo de 1941 el premier británico subrayó reiteradamente que era necesario que la Unidad de Bombarderos atacara la moral de los alemanes normales y corrientes. Es decir, la doctrina del bombardeo sobre población civil es anterior al nombramiento del jefe de la Unidad de Bombarderos, el mariscal del Aire, Arthur Bombardero Harris.

Sir Arthur "Bombardero" Harris

Sir Arthur "Bombardero" Harris

El general Curtis E. LeMay

El general Curtis E. LeMay

Nueve días antes de este nombramiento (el 5 de febrero de 1942) se transmitía por escrito la siguiente orden a la Unidad de Bombarderos: […] el principal objetivo de sus operaciones debe concentrarse ahora en la moral de la población civil enemiga y, en particular, de los trabajadores industriales” esos ataques debían adoptar la forma de “ataques incendiarios concentrados”. Eso significó que una creciente proporción de los recursos británicos y, posteriormente, estadounidenses se desvió hacia la destrucción de las ciudades alemanas y japonesas, dicho de otro modo, a la matanza de civiles (como demostró el general LeMay al ordenar la incursión sobre Tokio en marzo de 1945). Años antes, el Departamento de Estado Norteamericano había denunciado como “injustificada y contraria a los principios del derecho y del humanitarismo” esa política cuando los japoneses bombardearon, en 1937, las ciudades chinas. Lo que hicieron la RAF británica y la USAAF norteamericana dejó en mantillas todo el daño realizado por la Luftwaffe alemana en Londres.

Vídeo sobre el bombardeo de Dresde

 

A %d blogueros les gusta esto: